Blogia
Torrevieja Digital

Veinte agentes declaran como testigos protegidos tras la denuncia a un mando

La investigación de un presunto delito por omisión de perseguir el delito en el que está denunciado un oficial de la Policía Local de Torrevieja ha forzado la protección de 20 testigos que ya han declarado en relación a este asunto en las últimas semanas, la mayoría policías locales compañeros y subordinados del denunciado, el oficial Ricardo Morer, hermano del intendente jefe del Cuerpo de la Policía Local de Torrevieja, Alejandro Morer.
La denuncia parte de un aviso a la Policía Local de un atraco en la madrugada del 4 de noviembre de 2007 en el que se alertaba de que una gasolinera estaba sufriendo un robo con fuerza. El jefe de ese turno era el ahora denunciado y según el relato de los hechos supuestamente la llamada no fue atendida ni remitida a la Guardia Civil. Han sido los testigos los que han solicitado a la juez la condición de testigo protegido ante "el temor y miedo a represalias" por parte del denunciado, según fuentes cercanas a los juzgados torrevejenses.
La citada protección permite ocultar nombre, domicilio, y cualquier información que pueda identificar a los testigos, en aplicación de una legislación específica. Según las mismas fuentes, a pesar de esta medida algunos de los declarantes ya habrían recibido presiones en su labor diaria. El oficial denunciado declaró en los juzgados de Torrevieja el 8 de febrero pasado en relación a este asunto. La investigación intenta esclarecer la denuncia realizada por miembros de la Policía Local ante la presunta falta de atención a servicios concretos, relacionados con la seguridad ciudadana por parte de sus mandos durante su turno de trabajo. En el marco de las diligencias iniciadas por la juez Iris Valero se llevó a cabo un registro en las dependencias de la Policía Local. Se investigan otros ocho servicios en los que concurren circunstancias "similares" al mencionado lo que podría implicar en el esclarecimiento de los hechos a otros mandos de la Policía Local.

Cuatro causas


El juzgado de Instrucción Número 1 de Torrevieja acumula en estos momentos la tramitación de cuatro causas distintas en las que se investiga la actuación de mandos de la Policía Local de Torrevieja. La más antigua es la denuncia por presuntas "torturas" a dos detenidos en la están imputados desde agosto de 2006 una docena de agentes, entre ellos buena parte de los oficiales y el intendente de la Policía Local, tras una investigación en la que mediaron meses de intervención telefónica a un agente.
Además este juzgado también instruye un sumario por un presunto delito de omisión de perseguir el delito a raíz de un atestado realizado por la Guardia Civil en el que se denunciaba la falta de asistencia a los agentes de la Benemérita en la detención de un sospechoso en las dependencias de la propia Policía Local el verano de 2007.
La juez titular de esta sala, Iris Valero, instruye además la denuncia de un interino por presunta usurpación de su identidad a la hora de tramitar multas de tráfico y el supuesto encubrimiento de los hechos de varios mandos. Por último investiga la citada denuncia contra Ricardo Morer.

Publicado en Informacion.es 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres