Blogia
Torrevieja Digital

La lluvia provoca el caos en Torrevieja y pone en evidencia la falta de coordinación .

Torrevieja.- Cincuenta y seis litros por metro cuadrado en una hora colapsaron ayer por la mañana el casco urbano de Torrevieja, algunas de sus urbanizaciones y los principales accesos a la ciudad. La carretera CV-905, la de mayor capacidad de tráfico de Torrevieja, tuvo que ser cortada a causa de la lluvia.

  La tromba de agua inundó, como hace tres semanas, el tramo de la rambla Juan Mateo que enlaza con el paseo de la Libertad, y sus calles adyacentes, como Torrevejenses Ausentes. En este punto, varios vehículos quedaron atrapados. Los garajes se inundaron y el agua penetró en más de una docena de coches aparcados en los que el nivel de agua rebasaba los faros.
Se registraron muchos problemas en la playa de Los Locos, en la confluencia de la Avenida de Mariano Ruiz Cánovas con la calle Roetgen. Este auténtico «punto negro» del trazado urbano se inundó dejando atrapados a varios conductores y anegando garajes «hasta el techo», según los bomberos. Una joven fue rescatada por su novio cuando el agua le llegaba al pecho tras quedar atrapada en un garaje mientras intentaba sacar su coche de un complejo residencial. Los vecinos también ayudaron a una familia que no podía salir de su vehículo en la carretera.
La Policía Local y los bomberos, que multiplicaron sus servicios, tuvieron que emplearse a fondo durante toda la mañana. Los bomberos de la Vega Baja tenían previsto achicar agua durante la noche en varios locales y garajes inundados.
En una imagen insólita la calle Ramón Gallud, la principal vía comercial del centro, estuvo cortada al tráfico en varios puntos. Como en la bajada de María Parodi, que se convirtió en un auténtico «río». La Avenida de las Cortes Valencianas, uno de las principales accesos al casco urbano.

Meteorología y la Generalitat avisaron a medianoche de la posibilidad de fuertes lluvias pero varios ayuntamientos no se enteraron hasta que empezó la tormenta.

La segunda tromba de agua en la provincia en menos de quince días ha puesto en evidencia problemas en el sistema de coordinación de alertas para este tipo de situaciones. La respuesta ayer fue desigual en los ayuntamientos, varios de los cuales activaron los protocolos de emergencia cuando la tormenta ya había empezado. Mientras en algunos ayuntamientos se empezó a preparar el dispositivo durante la madrugada, otros no tuvieron noticias de lo que se avecinaba hasta por la mañana. 

Sin embargo, a partir de las 0,14 horas el Instituto de Meteorología lanzaba una nueva alerta naranja por precipitaciones de hasta 100 litros por metro cuadrado en la Comunidad Valenciana. La Generalitat asegura que remitió la alerta a los cuerpos de Bomberos y de Policía Local, así como a Protección Civil esa misma noche y de manera simultánea, tal y como marca el protocolo para este tipo de situaciones. La alerta naranja prevé un umbral de precipitaciones de entre 50 y 100 litros por metro cuadrado en doce horas, un volumen de agua simular al que se alcanzó en la tromba que descargó en la provincia hace dos semanas. Sin embargo, muchos ayuntamientos pusieron en marcha el dispositivo cuando la tormenta ya había empezado. El aviso a los medios de comunicación, desde donde se podría haber alertado a la población de que la preemergencia se había activado, no llegó hasta las 11.50 horas, cuando ya había pasado lo peor.

Los ayuntamientos de Torrevieja y Orihuela también recibieron la alerta a la una de la madrugada y pusieron en marcha los dispositivos tendentes a minimizar los daños de la tormenta.

La Generalitat asegura que remitió la alerta a los cuerpos de Bomberos y de Policía Local, así como a Protección Civil esa misma noche y de manera simultánea, tal y como marca el protocolo para este tipo de situaciones. La alerta naranja prevé un umbral de precipitaciones de entre 50 y 100 litros por metro cuadrado en doce horas, un volumen de agua simular al que se alcanzó en la tromba que descargó en la provincia hace dos semanas. Sin embargo, muchos ayuntamientos pusieron en marcha el dispositivo cuando la tormenta ya había empezado. El aviso a los medios de comunicación, desde donde se podría haber alertado a la población de que la preemergencia se había activado, no llegó hasta las 11.50 horas, cuando ya había pasado lo peor. 

Via Información.es 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres