Blogia
Torrevieja Digital

DESÓRDENES POLICIALES

El filo de la navaja

Por JESÚS VALERO SEGURA  

Saliendo del cascaron, así definíamos hace un tiempo la entrada del nuevo director de Seguridad de Torrevieja. Nos decíamos entre los agentes que debíamos exponerle con claridad todo lo acontecido en el seno de la Policía Local, pues él debía de conocer para poder corregir, hablábamos de los procedimientos arbitrarios y coactivos que se utilizaban para controlar a los agentes, de presuntos delitos que entendíamos se habían cometido en el seno de la anterior Jefatura y sólo con documentos internos fuera de nuestro alcance se podrían perseguir, hablábamos de abuso de poder, de prepotencia, de desconsideración al colectivo y de manipulación de la información, de denuncias que desaparecen y de falta de control y transparencia para que los propios denunciantes (agentes) puedan conocer el procedimiento que siguen las denuncias que se formulan y si se aplica o no la vía ejecutiva. Para saber si el trabajo policial se queda por parte de los responsables políticos en una mera declaración de buenas intenciones, dejando libre a quien pleitea y aprovechándose del ingenuo que paga sin pleitear. De todo lo dicho, nada. Así le va a la administración, como se ve. Parte del fallo del sistema está en la base de la cadena y en los responsables políticos que aplican la ley con doble rasero hasta en la más simple denuncia. Si los políticos hicieran bien su trabajo muchos casos no habrían llegado a los tribunales y de esto también es responsable el señor director de Seguridad, Javier Mínguez, al ser otro responsable político.
Una esponja se le veía. Se reunió con todos los agentes que él quiso y aquellos que así lo solicitaron, con políticos de todos los colores e ideas, con ciudadanos del mundo, con asociaciones de todas clases, tuvo tanta ansia de conocer que no descuidó en reunirse con quienes venden en el paseo sin licencia ni autorización material falsificado y quien sabe con quién más. Hasta mantuvo alguna que otra reunión con jueces y magistrados que compaginó con ágapes y comidas de hermandad, vaya agenda.
La esperanza vestida de buenas formas, saber estar, ideas claras, respeto y tolerancia fue una bocanada de aire fresco que permitió al colectivo policial respirar esperanzado después de años de oscuridad y penurias. Detrás, años en los que una serie de impresentables con uniforme azul se dedicaron a enemistarnos en nombre de todos con otros cuerpos policiales y en general con toda la sociedad. No solo eso, que ya es decir, sino que con malas formas y castigos ejemplares se dedicaba a dirigir a la policía, imponiendo el miedo como único criterio para ser respetado y poder dirigir como si de ganado se tratara, gran error.
Los métodos de antes, son ya los de ahora. Quien fue la esperanza del cambio ahora se está convirtiendo en el pasado penumbroso. Atrás quedaron meses de reuniones con todos los nombrados y en silencio, poco a poco, se fragua una nueva era oscura para poder controlar las voluntades del colectivo a través del miedo y del engaño. Miedo a perder un privilegio, privilegios que vienen dados en forma de ascensos y en forma de condiciones de trabajo distintas para unos que para otros, dentro del mismo cargo. Los perjudicados, todos. Los más perjudicados, los agentes interinos. Se aprovechan de su carácter provisional en el contrato para usarlos de comodines; les imponen los horarios de trabajo bajo la sutil amenaza de pasarlos a jornada partida y les ponen a trabajar fines de semana creándoles un agravio comparativo con los oficiales de su misma unidad, que no los realizan. Cuando se le pregunta al director por estos temas, no responde, cambia de conversación o dice mucho sin decir nada. Otro más que utiliza el cargo para abusar de él, jugando con la eventualidad del contrato de unos trabajadores, disponiendo sobre ellos condiciones distintas por su precaria situación laboral.
Desde este sindicato, Comisiones Obreras, queremos que sepan que nos da lo mismo el que hubo y nos da lo mismo el que hay. Si algo no es decente por arbitrario no se lo pasamos ni al "hubo" ni al "hay" porque siempre hemos luchado para el colectivo en su conjunto, sin intereses personales y si unos fueron nuestro verdugos un día por defender lo que es legítimo y ahora tenemos que volver a sentir el filo de la navaja por usted, sepa que agallas no nos faltarán para recibir su punzante hostilidad, y sepa también que la Policía seguirá estando ahí cuando usted no esté.

Foto: Javier Mínguez, junto al alcalde y el intendente jefe Alejandro Morer.   http://fotos02.diarioinformacion.com/fotos/noticias/318x200/2010-05-18_IMG_2010-05-11_02.41.48__M1301VEGA.jpg.jpg

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Las irregularidades en la Policía Local llevan a un grupo de agentes a solicitar a la Subdelegación que actúe

Las irregularidades en la Policía Local llevan a un grupo de agentes a solicitar a la Subdelegación que actúe

Los afectados denunciaron ayer en Alicante la precariedad en el trabajo y las formas "predemocráticas" de su jefe, Alejandro Morer.

Un grupo de policías locales de Torrevieja se reunió ayer con responsables de la Subdelegación del Gobierno para poner en conocimiento de la Administración central la "precariedad" en la que trabajan y supuestas irregularidades. Los agentes denunciaron lo que a su juicio son formas "predemocráticas" del intendente jefe, así como "su arbitrariedad" a la hora de seleccionar a los interinos que son despedidos. Además, estos policías criticaron la apertura de expedientes "a todos los que no pertenecen a su séquito de afiliados" de los mandos policiales, según indicaron ayer los afectados.
Estos policías interpretan la necesidad de mantener este encuentro como una expresión más de "la situación de tensión" a la que se ha llegado en la Policía Local de Torrevieja, lo que les ha llevado a informar a los representantes del Gobierno central sobre su estado "de indefensión y precariedad".
Entre otros asuntos abordados por estos policías ayer en la Subdelegación se encuentran las polémicas bases para cubrir las diez plazas de interinos, puestos escogidos por el intendente-jefe, "sin ningún criterio objetivo, más allá de su percepción personal, arbitraria y procaz del "porque sois los mejores".

Plazas


En la reunión también se trataron los motivos por los que no se cubren las plazas de intendente principal y general en un cuerpo policial que cuenta con casi 200 agentes. En este sentido consideran los agentes que se mantiene "a sol y a sombra, con una contumacia sospechosa" al actual intendente. Según estos agentes, el citado jefe policial, imputado por supuesta omisión de perseguir el delito en un caso de maltrato a un detenido, no cuenta con la formación académica para cubrir su plaza.
El enfrentamiento interno del cuerpo de la Policía Local, entre agentes que respaldan la gestión de la jefatura y quienes la rechazan, es total y se acentuó, en un intenso cruce de asuntos judiciales, por la investigación de malos tratos a detenidos en 2006. Por este asunto está imputada parte de la cúpula del cuerpo. A esto se añade la acusación contra la secretaria municipal por un supuesto delito de falsificación de documento público y prevaricación en relación con una oposición a la Policía Local.

Presidencia traslada el caso de los detectives

El caso del agente espiado por detectives durante una baja laboral también se expuso en este encuentro. Los policías locales indicaron que todavía se desconoce quién pagó el informe y no se ha efectuado ninguna investigación al respecto. El agente espiado pidió amparo al presidente del Gobierno y recibió una respuesta en el que se le indicaba que se informaba del asunto a Subdelegación de Gobierno.

por David Pamies para diarioinformacion.com

Foto: Alejandro Morer. Archivo Torreviejadigital

«Te voy a matar, voy a quemarte el coche y a violar a tu mujer; mi palabra vale como la ley»

«Te voy a matar, voy a quemarte el coche y a violar a tu mujer; mi palabra vale como la ley»
La juez que investiga las supuestas torturas a un detenido por la Policía Local de Torrevieja confirma los indicios en su auto de procesamiento

El 22 de agosto del año 2006 una operación de la Guardia Civil hizo tambalearse los cimientos del Ayuntamiento de Torrevieja. La cúpula de su Policía Local era detenida por ocultar presuntamente el maltrato infligido a un colombiano que había sido sorprendido robando con su mujer en la vivienda de un agente. Este diario ha tenido ahora acceso al auto de incoación del procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento en un sumario) dictado el pasado 24 de febrero por la juez Iris Valero. En él se detallan las pruebas que obran en la causa contra los nueve imputados. La magistrada ve indicios de un delito de torturas contra cinco de ellos.
El relato judicial arranca a las 12.00 horas del 23 de junio, cuando el inspector Carlos María I.F. se desplaza a su domicilio, en la calle Solana de Torrevieja, después de que su mujer le alertara de que alguien estaba intentando entrar en él.
Luis Carlos C.R. y su compañera sentimental, Vilma Liliana S.M., son arrestados por los agentes Gorgonio Jesús T.O., José Antonio P.C., Vicente H.Ch. y Miguel Ángel P.R.
Según la juez Valero, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad, el inspector propinó ya en ese primer momento «un guantazo y una patada» a la sospechosa, que fue condenada tiempo después por el robo. También golpeó supuestamente al detenido en el interior del coche oficial.
Ya en las dependencias de la Policía Local, Carlos María I.F. volvió a dirigirse a la mujer: «Tienes que pagar tú, hija de puta, o quien sea. Te has metido conmigo y yo soy quien mando aquí». El imputado la abofeteó y llegó a decirle «Sácamelo y chúpamelo, hija de perra», según se refleja en el auto.
Posteriormente, el inspector y los cuatro agentes antes citados le dieron supuestamente una paliza a Luis Carlos, que se encuentra actualmente preso en Colombia. Juntaron a continuación en la misma habitación a la pareja. Carlos María I.F. sacó su pistola y arremetió de nuevo contra el detenido: «Di que has sido tú, te voy a matar, hijo de puta, no eres el primero ni vas a ser el último, te voy a matar, te voy a quemar el coche, voy a violar a tu mujer». A continuación se encaró con la mujer: «¿Tienes hijos? Pues no los vas a volver a ver, mi palabra vale como la ley; es a mí a quien van a creer, os voy a acusar de lo que quiera, puedo decir que me has amenazado con un cuchillo».
Luis Carlos sufrió un traumatismo costal con fractura de dos costillas, lumbalgia y hematomas en la zona dorsal y en ambos flancos abdominales de resultas de la supuesta agresión, aunque los imputados mantienen que se cayó por unas escaleras tras el robo.
Según la magistrada Valero, en ese momento comienza toda una operación para ocultar lo ocurrido y falsear la realidad. El inspector Manuel Antonio L.V. llama por teléfono esa misma tarde al entonces concejal de Seguridad, el también imputado Pedro Valero, actualmente edil de Inmigración. «El tío lleva dos costillas rotas y no sé si alguna cosa más. Carlos lo ha saludado», le comenta.
Muestra su intención de rehacer el atestado sobre el robo para incluir que Luis Carlos C.R. se ha resistido a la detención, «algo en descarga de la actuación de los agentes». Unos minutos después llama a Carlos María I.R. e insiste en modificar el atestado porque augura que puede «haber problema si el sospechoso es presentado «en esas condiciones».
Nuevas conversaciones telefónicas se suceden al día siguiente y el 26 de junio entre Manuel Antonio L.V. y el agente Julio M.B., así como con el intendente de la Policía Local, Alejandro Morer, que se encuentra de vacaciones en Almuñécar. Todas ellas son grabadas por la Guardia Civil, que tiene intervenido el teléfono del inspector, en principio en el curso de una investigación por la desaparición de dos kilos de cocaína.
«Que se joda»

Según la magistrada, Manuel Antonio L.V. confiesa a su jefe que el detenido, de quien se pensó en un principio que tenía nacionalidad guatemalteca, estaba «reventao» y le advertía de que el atestado no podía ir así al juzgado. «Hubo que cambiar que se cayó por las escaleras en la persecución», señala. Morer le contesta: «Que se joda».
La operación de la Guardia Civil se desencadena en agosto y provoca una gran conmoción en la localidad. Desde entonces, las relaciones entre ambos cuerpos de seguridad se tensaron enormemente y han deparado numerosos incidentes.
Hasta una veintena de imputados, entre ellos el entonces concejal de Sanidad, Hipólito Caro, declaró ante la juez. El alcalde de la localidad, Pedro Ángel Hernández Mateo, cuyo nombre también aparece en las diligencias, afirma esos días no entender «el alboroto que se ha montado» y rechaza destituir a Morer porque no tiene «percepción de gravedad sobre todo lo que está ocurriendo».
La magistrada Valero ha cerrado la
investigación casi tres años después con nueve imputados. La Audiencia, ante la que la defensa ha recurrido el auto de procesamiento, dictaminará si el caso debe llegar a juicio.

MANRIQUE C. SÁNCHEZ para Laverdad.es
Foto: http://www.laverdad.es/murcia/prensa/noticias/200811/22/fotos/014D6ALIP1_1.jpg

Más información:
Se muestran los artículos pertenecientes al tema DESÓRDENES POLICIALES.

Detenida la hija del subjefe de Policial Local de Orihuela.

Detenida la hija del subjefe de Policial Local de Orihuela.

Detenida en un bar de Torrevieja una agente de policía de Orihuela y su novio por negarse a abandonar el local

 La juez, que imputa a la acusada un presunto atentado contra la Guardia Civil, emplaza a la policía a un nuevo juicio el 27 de agosto tras no llegar a un acuerdo en la primera vista.

El pasado viernes, sobre las 2 de la madrugada, cuando los responsables del bar LA AMSTELERIA ubicado en la calle Pedro Lorca de Torrevieja se disponían a cerrar el local, un grupo de clientes se resistían a abandonarlo, negándose a pagar la cuenta y mostrando un comportamiento chulesco y amenazador según declaraciones de varios testigos.

Una chica del grupo, se identifico a gritos como agente de Policía, amenazando con no pagar la cuenta si no les dejaban seguir bebiendo tras varias horas consumiendo en el local.
Los responsables del bar, afirman que los detenidos mantuvieron una actitud desafiante cuando les informaron de su intención de avisar a la Guardia Civil.

Una vez presentes varias patrullas de la Guardia Civil, el grupo causante del altercado, accedió a pagar la cuenta, pero la agente de Policía y su novio, comenzaron a insultar a los agente de la benemérita.

Según testigos presenciales, "la chica que decía ser policía y su novio, se abalanzaron sobre uno de los guardias civiles propinándole varias patadas", por lo que ambos fueron detenidos y esposados.

La Fiscalía ha solicitado para la agente oriolana imputada por un presunto delito de desacato y atentado a la Autoridad, tras resistirse y agredir presuntamente, a cuatro agentes de la Guardia Civil de Torrevieja dos años de prisión e inhabilitación de su cargo en el cuerpo de la Policía Local.

El nuevo juicio está previsto para el próximo 27 de agosto después de que el primero, que instruyó la juez Iris Valero, terminara sin conformidad, ya que tanto la agente imputada como su compañero sentimental se negaron a aceptar los cargos y la petición del fiscal.
Por otra parte, la juez ha abierto diligencias por supuesta alteración del orden público y coacciones a la Guardia Civil por parte del padre de la imputada, intendente de la Policía Local de Orihuela y otros compañeros del cuerpo oriolano. Estas últimas imputaciones se derivan de unos momentos de tensión que se vivieron a las puertas del Palacio de Justicia de Torrevieja el pasado sábado entre miembros de ambos cuerpos y mientras la chica estaba declarando ante la juez. Una decena de compañeros, entre ellos su padre, se personaron en las dependencias judiciales para apoyar a su compañera e impedir que fuera fotografiada. La juez ordenó, a través de la Guardia Civil, el desalojo de los presentes y obligó a cada uno de ellos a identificarse.
Por su parte, desde los sindicatos policiales de Orihuela se está estudiando tanto el caso de la detención de su compañera como la actitud de la Guardia Civil en la puerta de los juzgados por si se derivara de los hechos un abuso de autoridad por parte de los agentes de la Benemérita, ya que entienden que sus formas y actitud ante los locales no han sido adecuadas.
Por su parte, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles de Alicante (AUGC) se emitió ayer un comunicado en relación a los hechos ocurridos. Esta entidad manifestó, en primer lugar, no estar "a favor de suscitar el enfrentamiento corporativo entre cuerpos policiales, por el perjuicio al servicio público de seguridad que prestamos y por la mala imagen que de cara al ciudadano puede dejar". Añade la nota que los hechos han sido puestos en conocimiento de la Autoridad Judicial "y por lo tanto vamos a respetar y a no interferir en su pronunciamiento sobre los mismos".
No obstante, la asociación indica que quiere "hacer ciertas matizaciones que los sindicatos policiales que se han pronunciado han omitido, con una total falta de coherencia". En este sentido, señalaron que se pone en tela de juicio la actuación de varias patrullas de guardias civiles, "que estaban de servicio y fueron requeridas para actuar por la supuesta actitud de esta persona, hija del Intendente jefe de la Policía Local de Orihuela, que además se encontraba de fiesta y fuera de servicio en un local". Por todo ello, "esta delegación muestra su apoyo y el máximo respeto a los guardias civiles que, estando de servicio fueron requeridos para actuar y así lo hicieron, cumpliendo con su obligación", concluye el comunicado.

Interior teme que haya más casos de corrupción policial como el de Coslada

Interior teme que haya más casos de corrupción policial como el de Coslada

El director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, ha vaticinado este lunes que puede haber más "problemas" con casos de corrupción o abusos de las policías locales, porque "están proliferando las denuncias" al respecto en algunos municipios.

Velázquez ha hecho estos comentarios durante la conferencia que ha pronunciado este lunes en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander sobre el futuro de las políticas de seguridad en España, al ser preguntado por un alumno de su curso por la presunta trama de corrupción destapada en la Policía Local de Coslada (Madrid), por la que han sido detenidos una veintena de agentes e incluso ha resultado imputado un juez de la ciudad.

"El tema es complejo. La sociedad española se ha visto absolutamente escandalizada por la situación de Coslada. Nosotros también. Esto, además, es un riesgo inmediato, porque están proliferando denuncias en esta materia en algún municipio", ha asegurado.

El director general de la Policía y la Guardia Civil considera que los problemas se producirán "esencialmente en municipios medianos y pequeños", porque las grandes ciudades cuentan dentro de sus Policía Locales con departamentos de asuntos internos para controlar la actuación de sus propios agentes.

Ante estos hechos, el pasado mes, el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) ha pedido la creación de equipos de "asuntos internos" autonómicos para investigar las quejas de los ciudadanos y evitar casos de corrupción como el de Coslada, en el que están implicados casi una treintena de agentes locales.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que reconoció la dificultad de establecer controles en cuerpos "de tamaño muy pequeño", y cree que de este caso se debería aprender la manera de crear algún tipo de instancia que pueda entrar en estos asuntos fácilmente, o por lo menos, de manera similar a como lo hacen las unidades de control interno de la policía y la Guardia Civil en sus correspondientes problemas. "Ellos tienen sus propios sistemas de control, que funcionan muy bien, son independientes, trabajan muy a fondo y corrigen estas cosas rápidamente". También reconoció que en las fuerzas de seguridad, como en toda organización, puede haber "algunas manzanas podridas", pero que están en "un cesto enorme lleno de otras sanas". "Pueden surgir problemas; lo importante es que se esté encima.

Conversaciones Preligrosas

Desestiman la denuncia del jefe de Policía Local contra dos ediles de EU y LV

Veinte agentes declaran como testigos protegidos tras la denuncia a un mando

Se descubre que el jefe de la Policía Local de Torrevieja carece ...

TORREVIEJA / La AUGC acusa al jefe de la Policía de Torrevieja de ...

DESÓRDENES POLICIALES.


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hosteleros de Orihuela denuncian a agentes de la Policía Local por pedirles dinero para una revista

Hosteleros de Orihuela denuncian a agentes de la Policía Local por pedirles dinero para una revista

La Policía Local de Orihuela ha recibido varias denuncias de propietarios de comercios y bares situados en la zona de la costa contra unas personas que visitan sus establecimientos y se identifican como policías locales del municipio con el fin de pedirles dinero para una revista policial.

En rueda de prensa, el Jefe de la Policía Local de Orihuela, Antonio Machado, ha explicado hoy que estas personas "sí que son policías locales, pero no del municipio", ya que pertenecen a plantillas de otras ciudades.

Machado ha destacado que los agentes que están realizando esas visitas a los locales de la costa oriolana forman parte de un "sindicato policial", con el cual está vinculada la publicación para la que piden dinero con la excusa de publicitarse en la revista.

Además, informan de que la Unidad de Policía de Orihuela Costa no tiene ningún tipo de relación con estas publicaciones, ni tiene ningún tipo de afinidad sindical con las mismas, encontrándose solamente supeditado a lo dispuesto en la legislación vigente en cuanto a su dependencia del Excmo. Ayuntamiento de Orihuela.

Para convencer a los empresarios de que pertenecen a la Policía Local de Orihuela "muestran fotos de la plantilla", pero "no son agentes del municipio", ha reiterado el Jefe de la Policía Local, que ha animado a quienes se sientan "coaccionados o engañados" por estas personas a "presentar la correspondiente denuncia", , y en caso que requieran la presencia de este cuerpo de seguridad a través del teléfono móvil 649900304.

Dossier: Torrevieja, la capital del crimen.

La población en la comarca se ha incrementado un 76% en once años, mientras la criminalidad no deja de crecer.En los últimos cuatro meses se han producido cinco muertes violentas.

De las setenta y cinco bandas de delincuencia organizada detectadas en la Comunidad Valenciana, cincuenta tienen bases, infraestructuras operativas y ramificaciones en Torrevieja. Las más activas proceden de los países del este europeo, cuyos miembros han actuado hasta ahora con impunidad manifiesta.

Mayoría de población extranjera. Esta es una de las realidades que se da en la Vega Baja desde hace años. La comarca más al sur de Alicante ha sufrido un aumento constante de población en los últimos once años y se prevé una evolución de más de 100.000 personas en los próximos cinco. A pesar de su desarrollo, la comarca alicantina ha sido protagonista en los últimos tiempos por los sucesos: en sólo cuatro meses, cinco crímenes violentos han sacudido a la zona, cuatro de ellos en Torrevieja y uno en Pilar de la Horadada.

Un estudio sobre proyecciones de población a corto plazo del Instituto Valenciano de Estadística (IVE) apunta que los habitantes de la Vega Baja alcanzarán los 450.724 en el año 2011, lo que supone un incremento del 25% respecto al año pasado.

Ocurre además que el goteo de ajustes de cuentas entre bandas rivales inquieta profundamente a la población, así como la presencia de delincuentes de muchas nacionalidades dedicados al robo de viviendas y a los atracos personales. La Guardia Civil ha solicitado la colaboración de comunidades internacionales que hay en Torrevieja, mientras se enfrentan a la desididia del gobierno poppular municipal, más preocupado de la metártasis urbanística, los derroches en premios de novelas que no dan cultura a nadie, y en lavar la cara de Torrevieja procurando vender a través de los medios locales una imagen ficticia e irreal de la localidad. Ya dijo el alcalde Hernández Mateo que al que habla mal de Torrevieja "habría que matarlo" , entendiendo por Torrevieja, su gestión municipal, nefasta y sólo beneficiosa para él y sus allegados. Con estas declaraciones y su impronta decisión de traer la planta de basuras a Torrevieja, diríase que hace méritos para parecer una mala copia de un mafioso napolitano.

Esta provincia (Alicante) está plagada de viviendas unifamiliares, aisladas de los centros urbanos. Ahí es donde se están cebando las bandas organizadas para cometer delitos. Hemos tenido secuencias de secuestros exprés espeluznantes: entran anulando todas las medidas de seguridad, retienen a toda la familia y se ensañan con el cabeza de familia mientras arrasan con joyas, dinero en efectivo... En una hora lo cogen todo y dejan en la UVI al padre. Hay dos zonas. Una al Norte, desde Denia a Benidorm, y luego está Torrevieja y la Vega Baja, en el litoral mediterráneo, donde no existe policia Nacional y la Local está dirigida por un personaje que no reune ni la preparación básica para ejercer su cargo, además de estar imputado en varias causas por torturas, omisión del deber, y tener a sus hermanos como compañeros de plantillas e implicados en hechos similares. Han sido varios los registros judiciales practicados en las dependencias de la Policia Local y muchos agentes los que han pasado como testigos o implicados en causas abiertas por la labor que realiza este cuerpo de seguridad, que cuenta con el beneplácito y protección de Hernández Mateo. (Véase el tema DESÓRDENES POLICIALES). Mientras las Guardia Civil, sin efectivos suficientes y sin el apoyo, tiene que atender la seguridad de más de 120.000 habitantes censados y otros muchos de paso o sin censar.

Alta criminalidad
La evolución que ha sufrido la Vega Baja en los últimos años se ha visto marcada en los últimos cuatro meses por cinco crímenes, tres de ellos por violencia de género. Nada más empezar el año, la comarca se despertaba con la muerte de un mujer a manos de su pareja en Torrevieja.

En enero, un joven de 26 años presuntamente acababa con la vida de su compañera, de 33 años, en la vivienda que compartían. Al parecer, el hombre cogió un cuchillo y degolló a la mujer, entregándose después en el cuartel de la Guardia Civil. Al parecer, el joven, de 26 años y nacionalidad ucraniana, llegó al domicilio en estado de embriaguez y comenzó una discusión con la víctima, de nacionalidad rusa, a la que degolló con un cuchillo.

En abril, también en Torrevieja, dos muertes violentas se produjeron en apenas 48 horas. El día 5, el cadáver sin vida de un hombre de 67 años fue encontrado por su nieto en el interior de la vivienda que compartía con su ex mujer, ambos de nacionalidad rusa. Al parecer, la mujer, de 70 años de edad, acabó con la vida del hombre de un hachazo en la cabeza para ingerir, posteriormente, una gran cantidad de pastillas que la dejó inconsciente. Después fue detenida.

Sólo 48 horas más tarde, un hombre, de 35 años y nacionalidad cubana, apuñaló y degolló a su vecina, a una mujer de nacionalidad inglesa en el interior del domicilio de esta última, en la urbanización Lago Jardín II de Torrevieja.
Tras los hechos, que tuvieron lugar sobre las 7 horas de la mañana, el presunto homicida de 35 años que residía en la casa contigua a la de su víctima, de 43 años, se duchó y se cambió de ropa que más tarde arrojó a un contenedor de basura cercano junto al arma blanca que utilizó en el crimen ?-al parecer se trata de un cuchillo de cocina-.
A continuación, sobre las 9,30 horas, se personó en el cuartel de la Guardia Civil de Torrevieja donde comunicó lo sucedido y se declaró culpable del crimen.

La tercera muerte por violencia machista se produjo el 21 de abril en Pilar de la Horadada. El cadáver de una joven de 19 años apareció en el interior de una balsa de riego cerca de la empresa donde trabajaba su ex novio. La ex pareja de la víctima, un hombre de 30 años y nacionalidad ecuatoriana, fue detenido a los pocos días acusado del crimen. El cuerpo sin vida atado de pies y manos y con una rueda metálica rodeando su cintura corresponde a Laura, una joven de 18 años cuya desaparición fue denunciada el pasado 10 de abril en el cuartel del Instituto Armada por su tía -con quien convivía- seis días después de su ausencia.

La última muerte violenta en la comarca tuvo lugar también en Torrevieja. U n joven argelino murió de madrugada al recibir un disparo de una escopeta cuando se encontraba en un local de ocio del centro de la ciudad. Un hombre de 38 años y nacionalidad argelina fue detenido junto a su pareja por el crimen.

24 horas más tarde otro joven fue apuñalado r en una nueva agresión en la zona de copas de Torrevieja. Los hechos se produjeron de madrugada durante una pelea en las inmediaciones de la conocida discoteca Pachá de Torrevieja, donde su seguridad acumula numerosas denuncias por agresiones y son muchos los testigos que aseguran que más que proteger a los clientes, "fomentan" las agresiones.

En mayo del 2007, Un joven de 22 años sufrió una agresión con arma blanca a las
puertas de una discoteca de Torrevieja. Los hechos ocurrieron en la puerta de la discoteca “Pacha”
donde el joven resultó herido por arma blanca en el abdomen y la espalda. El joven herido ingresó
en el Hospital de Torrevieja con pronostico “grave funcional”, como consta en Informe del 2007, del Movimiento contra la Intolerancia

También la semana pasada Agentes de la Guardia Civil detuvieron ayer en pleno casco urbano de Torrevieja a un hombre, de unos 35 años de edad. como supuesto autor del apuñalamiento de su compañera sentimental, de unos 30 años, para lo cual utilizó presuntamente un cuchillo de cocina
Los hechos tuvieron lugar sobre las 12,30 horas en la vivienda que ambos comparten, situada en un bloque de pisos de la calle La Loma de Torrevieja.
En esos momentos, por razones que no han trascendido hasta el momento, se inició una discursión doméstica entre la pareja de novios, tras lo cual el hombre agredió supuestamente con un arma blanca, un cuchillo de cocina, a su compañera por la espalda.

A estos sucesos recientes hay que añadir como nota las muertes de prostitutas de la zona, que en los últimos tiempos abarrotan las carreteras de salida de la ciudad y las rotondas. La mayoría jóvenes extrangeras sin residencia, sin protección sanitaría alguna, con problemas de drogadicción y victimas en su mayoria de las mafias del Este que las explotan y alejadas de sus familias. Las muertes de estas quedan bajo informes forenses que las califican de "muerte natural" debido a sus supuestas adicciones y que no son contrastados por ninguna segunda autopsia.

Asaltos y robos a viviendas por grupos organizados.

El año pasado, sin ir más lejos, los robos con violencia e intimidación se dispararon un 31,1% respecto a 2006, según consta en las estadísticas anuales de la Guardia Civil

En enero de este año, Agentes del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil detuvieron en Torrevieja a seis personas por su presunta vinculación con una banda a la que se le imputan una veintena de asaltos a viviendas cometidos en las últimas semanas en distintos municipios de la Vega Baja, con lo que se cerró una operación dirigida por el juzgado numero 2 que comenzó en el mes de agosto con la operación Vulakan se saldó con la detención de seis argelinos, dos ingleses y una rumana a los que se atribuye más de una veintena de robos en domicilios de las provincias de Alicante y Almería. Continuó con 8 detenciones más en septiempre, y se calcula que son más de 300 delitos contra el patrimonio los cometidos por una veintena de personas de varias nacionalidades que se detuvieron en la operación Vulakan-Centry.

Actualmente Torrevieja Digital ha podido constatar que algunos de estos detenidos ya gozan de libertad y que otros están a la espera de salir pronto pues le han sido impuestas fianzas que les permitirán volver a las calles en breve.

Delincuentes sexuales.

La Guardia Civil de Torrevieja ha detenido a dos hombres de nacionalidad británica condenados en el Reino Unido por delitos de agresión sexual a menores -uno de ellos- y tenencia de pornografía, y sobre los que pesaban sendas órdenes de entrega emitidas por ese país. B.T., de 67 años, y G.S., de 45 años, que fueron arrestados tras las investigaciones realizadas, que permitieron averiguar que compartían una vivienda en Torrevieja, donde pasar desapecibido resulta fácil para estos delincuentes.

B.T. había sido condenado en el Reino Unido por agresión sexual a menores y tenencia de material pornográfico, mientras que G.S. fue condenado por tenencia de pornografía infantil, y constan contra él denuncias por abuso sexual a menores. Los dos estaban incluidos en el Registro de Delincuentes Sexuales del Reino Unido y catalogados como de "alto riesgo", en el caso de B.T., y de "riesgo medio", en el de G.S.

En octubre del 2007, La Policía Nacional ha detenido en Torrevieja a un ciudadano belga contra el que existía una reclamación internacional por su presunta implicación en las violaciones y agresiones sexuales que sufrieron sus hijos y otros menores en su país. Las autoridades belgas habían advertido a la Policía española de que el fugado, nacido en Herstal (Bélgica) en 1959, era un “individuo extremadamente peligroso, violento y armado”, que estaba bajo tratamiento médico y que podría residir en Torrevieja.


Otros artículos:

Metástasis urbanística

«El que sale con una navaja de casa es que va de caza»

´Murcigleros´, la qabilah argelina

 

Autorizan a un oficial y 6 agentes de la Policía Local de Torrevieja a prestar servicios de paisano

Autorizan a un oficial y 6 agentes de la Policía Local de Torrevieja a prestar servicios de paisano

El alcalde de Torrevieja (Alicante), Pedro Hernández Mateo, ha informado en la mañana de hoy que el Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antonio Bernabé, ha autorizado a un oficial y a seis agentes de la Policía Local del Ayuntamiento de Torrevieja a

prestar servicios sin el uniforme reglamentario, de paisano, por un periodo de un año, es decir, hasta el mes de abril del año 2009.


Hernández Mateo ha informado que el pasado 29 de febrero de 2008, el Ayuntamiento de Torrevieja solicitaba formalmente a la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana la autorización para que estos miembros de la Policía Local pudieran prestar determinados servicios sin el uniforme reglamentario para detectar y denunciar, en su caso, infracciones y conductas antisociales propias de los cometidos de la Policía Local que se producen en determinados lugares.

Entre los lugares en donde podrán actuar a partir de ahora estos policías de paisano se encuentran los multitudinarios mercadillos semanales de los miércoles y viernes, los Paseos de La Libertad y de Vista Alegre y las playas de Torrevieja, para controlar la venta ambulante y la presencia de trileros y descuideros, el Barrio de La Punta, donde se ubica la zona más numerosa de pubs de la localidad, para controlar la venta de alcohol a menores, infracciones a la Ordenanza de Contaminación Acústica, horarios de cierre y venta de estupefacientes al menudeo.

Explica el Ayuntamiento de Torrevieja que el delegado del Gobierno informa que “considerando lo dispuesto en el artículo 52.3 de la Ley Orgánica 2/86, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en relación con el artículo 41.3, esta Delegación de Gobierno, en uso de atribuciones que tiene conferidas, ha resuelto autorizar a los policías locales de este municipio para que puedan prestar los servicios específicos sin vestir el uniforme reglamentario, hasta el 7 de abril de 2009”. Hernández Mateo ha mostrado su satisfacción por la aprobación de esta solicitud que “sin duda servirá para reforzar la seguridad ciudadana y evitar delitos en estos puntos concretos de la ciudad de Torrevieja”, indicó el primer edil.

El alcalde de Torrevieja ha recordado que en el año 2007 el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana denegó, por primera vez en 10 años, la autorización para que los policías locales pudiesen prestar sus servicios de paisano, lo que provocó que el primer edil de Torrevieja exigiese una rectificación, debido al perjuicio que ello conllevaba en la efectividad a la hora de controlar la venta ambulante y la venta de alcohol a menores.

Finalmente aseguró en su momento que debido a la negativa de autorización de este servicio, la Policía Local de Torrevieja tuvo que triplicar sus esfuerzos y provocó un aumento de la venta ambulante en paseos marítimos, ya que la presencia de la policía uniformada no fue eficaz para paliar este tipo de ilegalidades.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres