Blogia
Torrevieja Digital

Prohibido hablar de Juan Carlos I, Rey de España

Prohibido hablar de Juan Carlos I, Rey de España

Según los artículos 56 y 64 de la Constitución Española de 1978, "la
persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad
".

  • Delitos contra la Corona: Artículo 488 (Pena en función del delito propuesto, Prisión con un mínimo de 1 año y un máximo de 20 años)
  • Delito de Amenazas a la Corona: Artículo 490. (Prisión de 3 a 6 años)
  • Delito de Calumnias e injurias a la Corona: Artículos 490 y 491. (Prisión 6 meses a 2 años ó multa de 4 a 24 meses)
  • Delitos contra la imagen de la Corona: Artículo 491. (Multa de 6 a 24 meses)

 

Hoy,coincidiendo con el aniversario de la República, PCE pide la celebración de referéndum entre Monarquía y República en marco reforma Constituciónal. No sólo hay en estos momentos que relanzar el prestigio de la Segunda República, sino que luchar por la Tercera'. Luchar por ser ciudadanos y no clientes.

Existe un delito por injurias a la corona, con lo cual la persona de Juan Carlos Borbón es intocable y cualquier crítica a su persona está perseguida. Asi que todos calladitos, pero voy a contaros lo que he estado leyendo por la red sobre este siniestro personaje. No quiero oir un solo comentario después pues queridos sufridores, la figura de Juan Carlos I es INTOCABLE, INCRITICABLE , iNTACHABLE, NO ESTÁ SUJETA A RESPONSABILIDAD, INVIOLABLE.... y subirá a los cielos por su noble condición.... Chisssss ...Chissss....Más de tres décadas después de su ascensión al trono, la familia real continúa figurando como el primer tabú informativo del Reino.

Callad y leed, no perdáis detalle de lo que otros pueden contar con legítima libertad de expresión y a nosotros se nos prohíbe hasta plantearnos su divinidad borbónica. Ya han sido condenados por manifestar sus opiniones Luis Alfonso Méndez de Vigo y Pérez de Seoane, Otegui, Rodríguez y Ripa... etc

La querella contra un articulista y dos dibujantes vascos presentada a principios de enero fue el último caso de una variada lista de personas sancionadas por ‘injurias al rey’. Una protección informativa a la que se añade un pacto de silencio sobre las críticas a la corona escrupulosamente respetado por los grandes medios.

El motivo: un artículo humorístico (‘Las tribulaciones del Oso Yogui’) publicado en los diarios vascos Gara y Deia, y en el que el conocido animal de dibujos comentaba las acusaciones formuladas a Juan Carlos por la caza de un oso borracho. Para Rodríguez y Ripa, la querella no es una novedad. En 2003, el entonces fiscal Eduardo Fungairiño se querellaba contra ellos por un delito de injurias, esta vez contra el príncipe de Asturias, por otra sátira con motivo de la boda del heredero. El Código Penal abre el camino a estos procesos. Según su artículo 491, se impondrá “pena de multa de seis a 24 meses al que utilizare la imagen del Rey” o de sus familiares “de cualquier forma que pueda dañar el prestigio de la Corona”.

En ocasiones, para informarse de las actividades del Rey de España es más práctico leer la prensa rusa o de Rumanía. Y hasta la prensa Latinoamericana nos cuenta más de sus hazañas como feroz cazador. En octubre de 2004, Juan Carlos I pasó un fin de semana disparando contra osos y otros animales durante una estancia en la región de Covasna, al pie de los Cárpatos, alojándose en un antiguo chalet del dictador Ceausescu. La noticia provocó un escándalo en Rumanía. En 2006 se repetía una historia similar. El pasado octubre, la prensa de Moscú recogía las denuncias de un responsable medioambiental ruso que denunciaba la “abominable puesta en escena” para la caza de un oso llamado Mitrofan por parte de Juan Carlos I. Según las acusaciones, Mitrofan, un oso de un centro turístico, fue “emborrachado con abundante vodka mezclado con miel y obligado a salir al campo”, donde se convirtió en un tiro fácil para el rey.

El escritor y fotógrafo Fernándo Vallejo redactó el articulo LO QUE NO SE PUEDE DECIR EN ESPAÑA SOBRE EL REY JUAN CARLOS.

Y via Gatopardo podemos leerlo y disfrutarlo, pero no comentarlo o darle crédito, según la ley.

 

LO QUE NO SE PUEDE DECIR EN ESPAÑA SOBRE EL REY JUAN CARLOS

 

El 12 de octubre del 2004 el periódico "Romania Libera" de Bucarest informó de la cacería en la región rumana de Covasna, al pie de los Cárpatos, en que Juan Carlos Borbón, alias Su Majestad don Juan Carlos I de Borbón y Borbón (con el "de" y la "y" que se suelen poner estos zánganos en sus nombres para significar que nacieron de la vagina de oro), mató a escopetazos a nueve osos, una osa gestante y un lobo y dejó malheridos de bala a varios otros animales que medio centenar de ojeadores le iban poniendo a su alcance de suerte que los pudiera abatir alevosamente. Varios miembros de la policía secreta rumana disfrazados de campesinos e infiltrados entre los ojeadores protegían de los osos y de cuanto peligro se pudiera presentar al señorito.
La cacería o masacre tuvo lugar del viernes 8 de octubre al domingo 10 y la organizó la empresa Abies Hunting, experta en estas bellaquerías. El rey había llegado al aeropuerto Otopeni de Bucarest en su jet privado, y escoltado por diez patrullas de la policía y varios vehículos de acompañamiento protocolario se había trasladado a las cabañas que tenía en la región para sus cacerías Ceaucescu. Los lugareños de Covasna le depararon a Su Majestad un cálido recibimiento folklórico vestidos con trajes típicos y lo agasajaron con palinca, un aguardiente de ciruela que no sé si le gustó o no al borrachín. Porque han de saber que este señorito viejo además de cazador es mujeriego, buen vividor, borrachín y corrupto. Lo de mujeriego, buen vividor y borrachín es cosa suya y de su familia, que se lo tendrán que aguantar. Lo de corrupto es cosa de España, que lo alcahuetea. Y lo de cazador es cosa mía y la que me mueve a escribir este artículo para denunciar al bellaco. Dada la absoluta insensibilidad de la mayoría de los seres humanos ante el sufrimiento de los animales, pero dada también la indignación general que causan en todos lados la venalidad y los peculados de los funcionarios públicos, voy a mencionar de pasada a algunos de los amigos íntimos del rey, con quienes ha tenido negocios (ya no más porque están en la cárcel) y quienes, tramados en la más embrollada red de complicidades y llenándose de paso sus bolsillos de millones, han hinchado las arcas reales con los sobornos que han sacado de aquí y allá con su consentimiento y usando su nombre hasta el punto de convertirlo, del pobretón que era cuando llegó a la Corona en 1975, en uno de los hombres más ricos del mundo: en el 2003 la revista Forbes le atribuía una fortuna de 1.790 millones de euros. He aquí unos cuantos de sus amigos delincuentes:
Javier de la Rosa y Manuel Prado y Colón de Carvajal (otro con la "y" y el "de", nacido de la chimba de oro), condenados en diciembre del 2002 por la Audiencia Nacional de España el primero a cinco años y medio de prisión y el segundo a dos por los delitos de apropiación indebida y falsificación de documentos (75 millones de euros le transfirió De la Rosa a Prado para que éste se los repartiera con el rey). Mario Conde, "el banquero de la monarquía", que se embolsó 8.000 millones de pesetas, y que fue condenado por el Tribunal Supremo por los delitos de estafa, apropiación indebida y falsificación de documentos a 20 años de cárcel que viene purgando desde diciembre de 1994. Este Conde sin condado, un "financiero" (hampón), es el del famoso caso del banco Banesto, que presidió de 1987 a 1993 y donde el rey tenía dos cuentas, la 8317-172 y la 148963-172, vinculadas con operaciones en la Asturiana de Zinc, Sindibank y el propio Banesto. Alberto Alcocer y su primo Alberto Cortina, "los Albertos", del Banco Zaragozano y asiduos del Palacio de la Zarzuela, a quienes en marzo del 2003 el Tribunal Supremo condenó a tres años y cuatro meses de prisión por los delitos de estafa y falsificación de documento mercantil en la venta de la sociedad Urbanor, propietaria de los terrenos donde se construyeron las torres KIO de los kuwaitíes (de cuyos fondos en 1992 De la Rosa transfirió 12 millones de euros a una cuenta personal en Suiza del "administrador privado del Rey", el mencionado Manuel Prado y Colón de Carvajal). Los Albertos pidieron el indulto al Gobierno, que lo denegó, tras de lo cual recurrieron la sentencia del Tribunal Supremo ante el Constitucional, recibiendo el apoyo del rey.
Obligados por la condena del Tribunal Supremo a renunciar a sus cargos en el Banco Zaragozano y a vender la participación del 40 por ciento que tenían en la empresa Barclays, se embolsaron en esta última operación 453 millones de euros. En los montes de Toledo tienen una finca de 2.000 hectáreas, Las Cuevas, donde para venderles una flota de carros de combate y cañones a los saudíes los invitaban a cazar en el mejor estilo del franquismo, cuyos jerarcas solían cerrar sus negociados y tramar sus corruptelas en el curso de las cacerías, a las que tan aficionado era el Caudillo. Impuesto por éste, Juan Carlos Borbón, el cazador, no surge pues de la nada por generación espontánea: brota de lo más corrupto e inmoral de España. Es la herencia infame que les ha dejado Franco a los españoles después de haber arrasado con su cultura.
Tres hijos oficiales y reales tiene Juan Carlos: dos infantas y un principito, casados todos y en pleno delirio reproductor. El principito anda ya por los cuarenta y se ha convertido en un principote alto y largo como una cañabrava que mandan a las tomas .... (seguir leyendo el artículo)

Manifestacion 14 de abril 2007, Madrid

Manifiesto unitario y cartel para la manifestación republicana del 14 de abril en Madrid

Fotos: Hemeroteca ABC

http://theplatform.nuevaradio.org/f_14_04_07.htm
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Jordan Flipsyde -

Have no doubts because of trouble nor be thou discomfited

Adriano Melo -

Braileiro escreveu um livro mostrando como o Re Juan roubou a coleção Duque de Hernani....acesse www.grupostevani.com.br/editora
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres