Blogia
Torrevieja Digital

Publicaciones Acumán declara haber sido victima de "prácticas mafiosas"

Publicaciones  Acumán declara haber sido victima de "prácticas mafiosas"

El director de Publicaciones Acumán relata en su blog como Ernesto Koplowitz, hermanastro de las multimillonarias Alicia y Esther Koplowitz, había tomado contacto con la editorial para publicar bajo la modalidad de autoedición un libro autobiográfico. Miguel Ángel Carcelén escribe en su articulo:

" Le echamos un vistazo al manuscrito y en verdad que era interesante, no tanto por desvelar los entresijos de una de las familias más ricas de Europa cuanto por de denuncia se contenía en él. El autor ha sufrido tres intentos de asesinato por parte de alguien que está empeñado en que ese libro no salga a la luz, su página web ha sido boicoteada mil veces y la que tiene ahora mismo -no todos los días se puede ver- es una pena de tan modesta y camuflada como la ha hecho". (Transcribimos sin corregir)

Y continúa relatando Carcelén: " Le decimos que, en principio, sí, aceptamos el trabajo. Y es solicitar el número de depósito legal y confirmar el ISBN, un día después, y recibir el maquetador de Acumán una llamada de don Carlos Albujer -que no sé si será el primo mafioso- diciendo que ha llegado a su conocimiento que Publicaciones Acumán va a editar el libro de Ernesto Koplowitz y quería advertirnos que en el momento que salga a la luz va a proceder judicialmente contra él por las calumnias que se vierten contra gente respetable. Me pasa el mochuelo a mí y me dice lo mismo. Y al rato me llaman Alarcón y Asociados Abogados (igual que en las películas) diciéndome lo mismo, que quien publica es responsable de lo que publica casi en igual medida que el autor ." " Olvido decir que don Carlos Albujer me había comentado que independientemente de nuestra decisión le había gustado mucho la idea de Acumán y si le pasaba un número de cuenta contribuiría de forma económica con nosotros. Ya le dije que sí, que encantado de la vida. Me callé que los sobornos siempre son bien recibidos cuando no se les sigue el juego. "

Miguel Ángel Carcelén explica la reacción del resto de los componentes de Acumán:

"Es la primera vez que no me secundan. Que a ver si Ernesto Koplowitz va a ser un chalado, que a ver si los otros van a tener razón, que a ver si nos vamos a meter en juicios con gente importante, que a ver si el autor no va a pagar la edición. Una manzanilla de más de dos horas (nuestras reuniones suelen durar un cuarto de hora y las hacemos poco menos que en la calle) y doy, a regañadientes, mi brazo a torcer. le escribo una carta a don Ernesto Koplowitz disculpándome. Pero junto a la carta decido dejar constancia de mi desacuerdo en este espacio. Por una parte comprendo que Publicaciones Acumán no puede hacer de buenas a primeras una inversión de casi 12.000 euros con la inseguridad que se ha creado en torno a la misma. Nuestras ediciones son modestas, de 500 a 2000 ejemplares en el mejor de los casos, pero Ernesto Koplowitz aspiraba a más, y no es lo mismo adelantar 2.000 que 12.000 euros; de igual modo comprendo que Acumán no está preparada para hacer frente a denuncias de calado y que la publicidad que esto le daría no sería nada beneficiosa. Pero también entiendo que si en verdad a este hombre le llevan años haciendo la vida imposible por intentar publicar la verdad nosotros estamos contribuyendo a ello al darle la espalda, y eso me fastidia."

Carcelén dice no estar de acuerdo, porque el libro encajaba perfectamente en el estilo de las publicaciones de Acumán y detalla sus razonamiento y así:

" A lo peor hemos hecho mal y dentro de un mes aparece el cadáver del hermanastro de las Koplowitz, fallecido en extrañas circunstancias. Él ve esta posibilidad como próxima, y ha puesto el libro a buen recaudo en manos de varios amigos. Sergio no lo llegó a archivar en su ordenador, pero por equivocación lo envió por email a tres conocidos de total confianza. Si a este buen hombre le pasara algo, ya se encargaría Sergio, que es un fenómeno, de que el libro se colgase de forma íntegra en internet en varias direcciones"

" Y otra cosa, el libro no se publica, pero la colaboración económica de don Carlos Albujer, si es que llegara, nos la quedamos (contra el parecer de la mayoría de Acumán); es dinero sucio, pero cuando de sacar a niños de la miseria se saca no importa su grado de limpieza, ¿qué queréis?, me he vuelto así de desaprensivo".- finaliza Carcelén.

Gatopardo, uno de los autores de Acumán , enterado de los hechos ha prohibido nuevas ediciones de sus libros por considerar que han faltado gravemente a la ética, y critica que no se hayan negado rotundamente a plegarse ante las amenazas, y que declare que el dinero del soborno de quien dice llamarse Carlos Albujer, lo aceptaría si llegara.

Después de establecerse un debate en el blog de Gatopardo y el blog personal de Miguel Ángel Carcelén, el director de Acumán se ha desmentido a sí mismo, y ha escrito en el calor de los comentarios que ni a él ni a nadie de Acumán se le pidió ningún número de cuenta, y que toda esta polémica que se ha levantado es porque ciertas personas le han buscado tres pies al gato, y que nadie puede comprender que él espere que le paguen. En fin, donde dije digo, digo Diego. Y algo sorprendente: dice que Ernesto Koplowitz hablará de Acumán y de él en su libro.
Quedamos a la expectativa si se publica, para comprobar que esto no es una maniobra publicitaria. Que pudiera ser que el autor y el editor estén conchabados.

Para leer el texto completo de Miguel Ángel Carcelén, aquí
Para leer el texto completo de Gatopardo aquí

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres